|

Tinicachi es una puerta abierta al contrabando

Frontera de TinicachiLa frontera que une a la provincia de Yunguyo con el vecino país de Bolivia, distrito de Tinicachi, se encuentran libre de control de mercadería ilegal, en este sector el contrabando campea con total libertad.

El gobernador distrital, Rolando Ucharico Llanquichoque, se mostró indignado por esta situación y pidió a los entes pertinentes establecer mayor control.
La autoridad política, dijo que, la policía del Puesto de Vigilancia de Tinicachi estaría recibiendo dinero a cambio de hacer pasar la mercadería de Bolivia hacia Perú.
Según Ucharico Llanquichocque, los camiones pequeños estarían pagando cincuenta soles y los grandes hasta 200 soles.

Otras fronteras que tienen paso libre mediante la carretera de trocha sin ningún control, son en Unicachi, Ollaraya, Aychuyo y, en el mismo Yunguyo, por el hito 20. Existen además otras rutas que a diario la mercadería de procedencia boliviana transita.

Los operativos que realizaba, sospechosamente han dejado de realizarse. Años atrás hasta el Ministerio Público en coordinación con la policía realizaba intervenciones inopinadas, cuenta el gobernador, quien dijo que dará cuenta de este problema a su superior.

La mercadería que los contrabandistas trasladan en su mayoría son: combustible (petróleo, gasolina, gas), productos de primera necesidad, frutas, entre otros. Esto además pone en riesgo a la actividad agrícola de la región /Correo

Escribe tu comentario.

Comentarios recientes

  • EDWIN TAQUILA: LA LUCHA DE LOS PUEBLOS MUCHAS ES CABALLITO DE BATALLA DE ALGUNOS OPRTUNISTAS DEL MOMENTO, AHI TENEMOS...
  • victor avendaño: en el peru se vive en democracia , el ser humano es politico desde el nacimiento , ACLARO el que...
  • JULIA: este señor rivera la verdad no se que busca deberiamos asotarlo para que empieze a trabajar honestamente en...
  • betty: Leí un libro de actas, es coordinar general del PPK, este amigo esta en todas y claro esta sus intenciones de...
  • betty: Entonces mi voto se lo doy a Luque.